9 de noviembre de 2009

Sonriendo



Lo que que tiene el amor es que después de dejarte en lo más hondo del pozo, coge un día y te eleva hacia las nubes.

Sé perfectamente que este viaje a las nubes puede ser breve. Muy breve. Y que cuando termina uno lo pasará peor aún. Pero una vez que se ha arriesgado tanto, que se ha lanzado la mente a la aventura y al peligro, no se puedo abandonar así como así la locura.

¿Pero por qué? ¿Soledad? No. ¿Compasión acaso? Tampoco. ¿Dolor? Ni siquiera por eso.
La respuesta es tan fácil. Tan sencilla… Porque se ama. Y aunque no sea en las mejores circunstancia, con el amor se consigue diluir las tristezas.

Entre pena y pena: sonríe. Estás a tu vera. Es todo lo que necesitas saber. 


Probablemente en un futuro uno quiera darse cabezazos contra la pared por haber reconocido y arriesgado tantos sentimientos, pero creo que al amar de verdad siempre se expone uno al sufrimiento.
He hecho cálculos. A mí al menos me merece la pena. No se a vosotros pero… ¡Qué sonrisa acude a mis labios!
Deseo que la mejor de las sonrisas, sea por el motivo que sea, ilumine vuestras caras.
http://4.bp.blogspot.com/_JrIwuI9U8-A/Slt2Cucgm_I/AAAAAAAAFxU/T1tbH2YOYA0/s400/Autor+morflu.+Flickr.Con+una+sonrisa+en+los+labios.+bajo+una+licencia+Creative+Commons..jpg


No hay comentarios:

Publicar un comentario